Hipotecas

Elige la hipoteca que estás buscando

Aquí encontrarás todos los tipos de hipotecas que puedes analizar de todas las entidades bancarias existentes. Tanto si buscas reunificar deudas, como la subrogación, de interés fijo y variable y otros datos importantes como las posibles comisiones de apertura y cancelación así como el porcentaje de tu vivienda que puedes hipotecar.

Solicita aquí tu Hipoteca

Tener una hipoteca es lo más normal del mundo y más sabiendo que no todos nos podemos permitir adquirir una propiedad con el monto de dinero en líquido. Por eso hemos comparado por ti las mejores hipotecas del mercado, accede con el botón solicitar y te redireccionaremos a la entidad:

suizainvest logo
Pide hasta 35% valor inmueble
GARANTÍA HIPOTECARIA
Plazo devolución: Hasta 15 años
Vivienda como aval. No importa asnef
NUEVO
5000 - 300000€
solicitar

bankia logo
Hipoteca BANKIA
INFÓRMATE SIN COMPROMISO
Sin gastos / Plazo máx. 30 años.
TAE: Fijo y Variable / Tarjetas y Cuentas GRATIS
NUEVA
HASTA 80% Tasación
solicitar

Ahora bien, es recomendable saber qué tipos de hipotecas existen en el mercado para asegurarnos que estaremos contratando la que mejor se adapte a nuestras necesidades y nos pueda facilitar nuestra economía doméstica.

pedir hipotecas

Con la finalidad de poder realizar nuestro sueño de comprar nuestro propio hogar, lo más común es recurrir a un préstamo hipotecario. Y en la actualidad hay muchas instituciones financieras que otorgan este tipo de servicios a sus clientes, además cada una de estas instituciones puede ofrecer diversos planes o tipos de hipotecas para sus clientes, por lo que buscar y encontrar la mejor hipoteca que se adecue a nuestras necesidades no es una tarea nada sencilla.

¿Cuáles son las Mejores Hipotecas? 

Dentro de las búsquedas que se han realizado hemos encontrado que hay gran variedad de hipotecas que destacan en el ámbito de las hipotecas a tipo fijo. Ofreciendo algunas de las tasas más bajas del mercado. Otra de las instituciones ofrecen tipos bastante ajustados, ofreciendo una hipoteca con un interés de tipo variable que es bastante competitiva con respecto a sus competidores.

Ahora bien, hay que considerar también que la situación financiera actual esta cambiando de manera arbitraria y de manera rápida, por ello es por lo que cada día los bancos pueden llegar a variar las tasas de interés, pues existen especulaciones sobre incrementos en diversos índices, lo cual permite a las instituciones variar de manera más constante el valor de las tasas de interés.

Es por ello por lo que en la siguiente sección se tocara un tema más general. ¿Cómo se puede identificar si una hipoteca es una buena oferta para nosotros? Esto nos dará pautas para poder encontrar la mejor opción que se adecue a nuestras necesidades y así poder realizar los mejores planes para realizar nuestros sueños.

Encuentra la Mejor Hipoteca según tus necesidades 

Para poder encontrar la mejor hipoteca que se adecue a nuestras necesidades es necesario que tengamos en cuenta tanto las ofertas de los bancos como nuestras propias finanzas personales. De esta manera los planes que realicemos tendrán un mayor porcentaje de éxito. Lo primero que hay que considerar es el nivel de ingresos.

El nivel de ingresos es lo primero que tenemos que tomar en cuenta para poder seleccionar una hipoteca correcta. La primera razón es que los bancos ya tienen establecidos servicios que se le ofrecen a clientes con determinado nivel de ingresos, por lo que las opciones se limitan por si solas. El considerar primeramente el nivel de ingresos es un punto importante para mantener unas finanzas personales saludables. Y es que cuando uno se plantea un presupuesto personal, hay que ser realista sobre cuánto capital se puede aportar a nuestra hipoteca, por lo que los planes que se nos ofertarán serán mejores.

Otro punto importante que hay considerar al analizar las hipotecas son los plazos de pago. Es muy importante que consideremos el plazo en el que habrá de liquidarse la deuda; la razón es la siguiente: en las hipotecas con interés de tipo fijo, la tasa es menor si el plazo de pago esta entre 5 y 15 años, ahora bien, si uno decide aumentar el plazo de pago a periodos mayores a 15 años, entonces la tasa de interés aumenta, lo que hace que los costes se aumenten considerablemente.

Uno es libre de elegir el plazo a su conveniencia, pero es importante que nunca perdamos de vista el valor de nuestro dinero, y lo que aconsejamos es contratar los plazos más cortos, esto implicaría que el inmueble es menos costoso que uno que pagamos a plazos mayores, pero con costes por financiamiento mayores.

Si el plazo que tenemos en mente es mayor a 15 años, es mejor que analicemos la posibilidad de adquirir una hipoteca con interés variable, ya que esta opción nos permite tasas de interés mucho más atractivas a largo plazo, aunque esta opción incluye un poco más de incertidumbre, las oportunidades son mayores, pero es importante que lo analicemos con nuestro asesor y así tomar la mejor decisión.

Otro punto que hay que considerar son las vinculaciones que la institución nos solicite, esto implica que en algunas instituciones se nos solicite que la nómina se domicilie a la cuenta bancaria que ellos indiquen, además de que la mayoría pide que se contraten algunos seguros con la finalidad de respaldar de manera financiera cualquier suceso imprevisto que llegue a suceder.

Esto es importante de considerar porque son gastos que se tienen que sumar a la propia hipoteca, de manera que los planes financieros que resulten de sumar todos los gastos nos permitirán tener una mejor planificación de nuestro flujo de dinero, mejorando nuestras finanzas y permitiéndonos cumplir nuestro sueño.

Seguidamente diferenciaremos las hipotecas según el tipo de interés aplicable, según la naturaleza de la propia hipoteca y finalmente según el tipo de inmueble que queramos adquirir.

Hipotecas según el tipo de interés

Las más básicas son las que ofrecen un interés fijo, con lo que nos permitirá obtener cuotas constantes a lo largo de los meses que hayamos pactado dicho préstamo. Normalmente son las orientadas exclusivamente a la adquisición de un inmueble y suelen tener un máximo a hipotecar, el cual ronda el 80% del valor de tasación de la propiedad.

El interés aplicable se firma desde un primer momento con tu entidad bancaria, con lo que siempre será el mismo en todas las cuotas que vayas a pagar. Por ende, el número de cuotas será siempre la misma, no así en las hipotecas de interés variable, las cuales también nos ofrecen pagar cuotas constantes pero al depender de otros índices como puede ser el Euribor, harán que paguemos más o menos cuotas. Es decir, en vez de aumentar o disminuir el importe de la cuota mensual, lo que ocurrirá es que se sumarán o restarán cuotas, en función de cómo quede el diferencial que hayas pactado desde el principio con tu banco más el Euribor.

Finalmente tenemos las que mezclan ambos conceptos, las cuales se llaman a interés mixto. Una parte del interés aplicado variará en función de un índice. Puede ser que las cuotas también sean variables, con lo que no sabrás a ciencia cierta qué es lo que acabarás pagando cada mes.

Para tu curiosidad, en España el interés que más se aplica es el variable, teniendo en cuenta siempre la referencia del Euribor.

Hipotecas según su naturaleza

En este caso encontramos las que se clasifican como subrogación de préstamo promotor. Estas son las que adquirimos el préstamo hipotecario que tiene asumido el promotor de nuestra vivienda a cambio de dicha propiedad. Es una de las más utilizadas cuando queremos adquirir una nueva casa y, más hoy en día habiendo tantos promotores que se han quedado sin vender sus propiedades.

Otra de las mejores opciones es la de reunificar todas nuestras deudas asumiendo una hipoteca como resultado final. Es decir, si tienes varias cuotas mensuales que provienen de préstamos, deudas varias, tarjetas de crédito… Todo ello se puede reunificar asumiendo una única cuota mensual a cambio de avalar con tu propiedad (si es que la tienes libre de cargas en el momento de querer realizar dicha transacción).

Lo que hace el banco es pagar todas tus deudas para quedarte con una única final la cual será avalada con tu casa.

Cabe añadir que también es posible incluir tu vieja hipoteca si se trata de una pequeña deuda. Es decir, el banco analizará si es posible rehipotecar tu casa con el fin de liquidar todas las deudas que tengas actualmente.

Hoy en día las entidades bancarias son más minuciosas a la hora de realizar reunificaciones, no obstante también tienes la posibilidad de recurrir a particulares que realizan dicho servicio mediante el capital privado.

Finalmente, en este grupo incluiríamos la hipoteca inversa que, como bien dice su nombre, se recibe dinero a cambio de la casa en vez de pagarlo para adquirirla. Está destinada a personas de la tercera edad que quieren obtener una rentabilidad por su propiedad en sus últimos años de vida. Una vez fallece la persona en cuestión, el banco se queda con dicha propiedad.

Hipotecas según el tipo de inmueble

Dependiendo del tipo de inmueble que se vaya a adquirir, el banco puede ofrecerte una u otra hipoteca para mejorar tu situación y por supuesto, su rentabilidad. Así, habrá distinción si se trata de una propiedad que proviene del mismo banco (se encuentra en su cartera), si es de protección oficial, si se trata de un suelo urbanizable, una propiedad rústica que necesita reformas, para financiar la primera vivienda o una segunda residencia vacacional.

Qué tener en cuenta a la hora de adquirir una hipoteca

Lo más básico es comentarle la situación a tu banco para saber qué es lo que te puede ofrecer. No obstante, los beneficios de utilizar un comparador es que puedes ver los diferentes productos hipotecarios que existen en el mercado para que puedas analizar a qué banco dirigirte e informarte mejor, si es el caso.

Como siempre, antes de firmar cualquier contrato debes leer con atención todos los puntos y letra pequeña que se atribuya en el mismo, ya que es lo que puede hacer que te evites dolores de cabeza en un futuro. Todo ello con el fin de entender las cuotas mensuales que vas a pagar y hasta qué año lo estarás haciendo.

También deberás fijarte en los tramos de interés que te ofrecen los bancos así como las comisiones aplicables en cada producto financiero. A veces, el ver un interés menor en unos años no significa que vayas a pagar menos.

 

2 Comentarios



  1. Escribo para pedir uba hipoteca para compra una casa y informarme mi telefono es 651141312

    Post a Reply
  2. Mi vivienda está tasada por 38600€es habitada viví en.ella y no consigo encontrar ningún banco ni hacer hipoteca q me al.menos los.12000€ para poder unificar otras deudas q tengo mensuales podrías por favor encontrar esa solución.por.favor

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Quofin
  • Finalidad: Atender consulta
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada
  • Destinatarios: No se prevén comunicaciones a terceros
  • Derechos: Acceso, rectificación, supresión y otros derechos indicados en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies para personalizar contenido y anuncios, ofrecer funciones de RS y analizar el tráfico. Compartimos información del uso con partners de RS, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies