¿Cuándo conviene pedir un préstamo inmediato?

Existen muchas maneras con las que podrás tener dinero en el momento en que más lo necesitas y una de ellas es a través de los préstamos rápidos. Las razones por las que representan una gran opción es que puedes pedirlos sin tantos requisitos, y obviamente porque tendrás respuesta a tu solicitud en menos tiempo.

Si vas a solicitar uno y todavía tienes dudas, aquí te mostramos la información que tienes que saber para que tomes la mejor decisión. ¡Sigue leyendo!

La ventaja de los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos, al ser una manera inmediata de conseguir dinero, tienen un procedimiento más sencillo. En este sentido, al ser un salvavidas para más de una persona, estas son las ventajas más comunes:

  • La solicitud puede realizarse de manera online en pocos minutos, o físicamente dependiendo de la agencia.
  • Los tiempos de respuesta son más rápidos. Por eso, la institución financiera puede tardar como máximo 48 horas en aprobar la solicitud.
  • Son ideales para situaciones de emergencia o cuando surge un imprevisto de cualquier índole.
  • No tendrás que dar tantas explicaciones e incluso existirán casos en los que tampoco tendrás que entregar ningún tipo de documento.
  • Algunas instituciones financieras permiten que la solicitud pueda ser realizada por personas incluidas en ficheros de morosos (RAI o ASNEF).
  • El valor puede ubicarse entre los 3.000 y los 6.000 euros. Sin embargo, es algo que cambia constantemente de una entidad financiera a otra.
  • Los plazos también son distintos, pero pueden ser de entre 26 días o 3 años.

Requisitos generales para obtener un préstamo rápido

Como se trata de una clase de préstamo personal diferente al que otorgan en bancos tradicionales, los requisitos que exigen la mayoría de las agencias casi siempre son los siguientes:

  • Debes tener ingresos regulares, porque con esto podrás cumplir con cada una de las cuotas.
  • Tienes que ser mayor de edad.
  • Tu DNI tiene que estar vigente. Este es prácticamente uno de los únicos requisitos que debes presentar en el momento de solicitar el crédito. Para ello debes entrar una copia del Documento Nacional de Identidad.
  • Indicar el número de tu dispositivo móvil para que conozcas si han aprobado el crédito. Un correo electrónico para que te envíen toda la documentación (en caso de que aplique).
  • Si estás solicitando el crédito en un banco, tendrás que ser titular de una cuenta bancaria.
  • Por último, no debes tener deudas relacionadas con otros créditos en la agencia dónde estás realizando la solicitud ni en cualquier otra entidad financiera.

Importes, tasas y plazos a tener en cuenta

Antes de solicitar un préstamo es importante que conozcas muy bien la relación que existe entre la cantidad de dinero que recibirás, el plazo de devolución y las tasas de interés. También lo ideal es que tengas presente la siguiente información:

  • Compara datos entre las distintas agencias o entidades financieras, así como los beneficios que recibirás. Esta sugerencia te resultará útil para que descartes las opciones que no te convienen.
  • Verifica las características del préstamo que te interesa solicitar y aclara tus dudas con la agencia en caso de que las tengas.
  • Presta atención a las tasas de interés que ofrece cada institución financiera, porque a veces varían dependiendo el tipo de crédito. También puedes usar comparadores de productos financieros online, así elegirás la opción con la mejor oferta.
  • Si todavía tienes preguntas, aclara todas las dudas antes de asumir un compromiso.
  • Lee cuidadosamente todo lo que vayas a firmar (digital o presencialmente).
  • Revisa si cuentas con el presupuesto para cumplir con el dinero que debes pagar más adelante.
  • No compartas tus datos o claves personales con terceras personas para evitar inconvenientes.
  • Recuerda que una vez que el banco, la agencia o la empresa donde hagas la solicitud te entregue el dinero no habrá vuelta atrás, solo te queda cumplir con lo acordado. Sin embargo, la única opción que tienes es la de validar cómo puedes pagar todas las cuotas de manera anticipada de acuerdo a las leyes por las que se estén rigiendo en ese momento.

¿Cuándo no conviene pedir un préstamo?

Ciertamente, solicitar un crédito rápido puede ser la solución a tus problemas en algún momento, pero existirán otros en los que no. De ser así, estos son los casos en los que no debes tomar esta decisión:

Cuando el gasto no es esencial

Existen épocas en las que realmente es necesario pedir el préstamo, pero en otras no tanto. En este sentido, si el gasto que vas a tener no es esencial, no valdrá la pena realizar la solicitud.

Cada persona tiene necesidades y motivaciones diferentes. Por eso, es importante que evalúes conscientemente qué es lo que te hace falta y si con ese dinero cumplirás con algo que realmente es urgente.

Si el dinero lo utilizarás para pagar otro préstamo

Hay momentos en el que las personas tienen varios créditos pendientes y deciden solicitar otro más para cubrir la cuota de otro. Esto puede convertirse en un vicio, pero la estrategia no funcionará porque nunca va a terminar ese ciclo.

Si existen dificultades, lo mejor es no asumir otra deuda y buscar otra manera de pagar a corto plazo el primer préstamo. De hacer caso omiso a esta recomendación, al final podrías quedar en una lista de mal pagador, lo cual hará que sea más difícil contratar otros servicios en el futuro.

Cuando tienes dudas

Es normal que puedan surgir dudas en el momento de surgir un préstamo. Si no eres consciente de todo el proceso es mejor que busques información. En la mayoría de los casos, las instituciones financieras colocan ciertos detalles en sus páginas web. Si tienes alguna inquietud puedes asistir presencialmente para que te expliquen todas las condiciones.

En momentos en los que no prevés tener una entrada fija de dinero

Por ser un préstamo, a pesar que es más rápido conseguir el dinero, al final tienes que devolverlo. En este sentido, valida muy bien los plazos para la devolución y los intereses. En caso que no tengas la posibilidad de realizar la devolución del crédito, lo mejor es que no lo pidas porque podrías entonces caer en el círculo vicioso de pedir uno para pagar otro.

Autor: Quofin

Quofin es un Comparador financiero. Compara, encuentra y solicita los mejores préstamos personales, créditos rápidos, hipotecas, cuentas bancarias, tarjetas de crédito y depósitos con Quofin.es

Compartir artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Quofin
  • Finalidad: Atender consulta
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada
  • Destinatarios: No se prevén comunicaciones a terceros
  • Derechos: Acceso, rectificación, supresión y otros derechos indicados en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies para personalizar contenido y anuncios, ofrecer funciones de RS y analizar el tráfico. Compartimos información del uso con partners de RS, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies