Préstamos personales

Préstamos personales y de consumo

Los préstamos personales son los que solicitan los particulares para financiar activos necesarios para el día a día. Dentro de este tipo de préstamos, encontramos diferentes clases, teniendo en cuenta las múltiples necesidades que podemos tener a la hora de querer solicitar un préstamo personal o un crédito al consumo.











SOLICITA AQUÍ TU PRÉSTAMO PERSONAL

Aquí te mostramos todos los tipos de préstamos personales y créditos al consumo que puedes encontrar en el mercado para poder compararlos teniendo en cuenta tus preferencias  de financiación.


Hasta 5000 Euros en 5 Minutos
APROBACIÓN INSTANTÁNEA
Plazo de devolución: hasta 36 meses
Sin papeleos, 100% online.
NOVEDAD
500 - 5000€


Hasta 10.000 Euros en 24 horas
Sin nómina, coche como aval
Puedes seguir usando tu coche
Tasación Máxima
NOVEDAD
500 - 5000€


Hasta 60.000 Euros
PRESTAMO AUTO
Plazo de devolución: de 12 a 96 meses
Interés 7,75% TIN (TAE 9,93%)
NUEVO
60.000€


Hasta 2500 Euros
FLEXIBILIDAD Y RAPIDEZ
Plazo de devolución: hasta 24 meses
Sin papeleos, 100% online.
NOVEDAD
300 - 2500€


Hasta 10.000 Euros
Plazo de devolución: Hasta 5 años
Sin Avalistas
DESTACADO
10.000€

 

Por ejemplo, dependiendo de tus preferencias, debes tener en cuenta el plazo máximo para devolverlos, el tipo de interés aplicable, la cantidad mínima y máxima a solicitar, comisiones de apertura o de cancelación y periodos de carencia.

pareja prestamos personales

Normalmente, cuando los solicitamos es porque tenemos una necesidad económica la cual no podemos alcanzar con nuestros ingresos o ahorros. Esto sucede cuando el activo a financiar tiene un precio muy elevado. Son un ejemplo los inmuebles, los vehículos, viajes, estudios, eventos importantes como bodas…

Todo ello hace que, gracias a las entidades de crédito existentes en el mercado, podamos tener de una forma mucho más cómoda, cualquier activo que se nos precie mediante la financiación.

Tipos de préstamos personales

Existen varios tipos de préstamos personales y todos ellos están orientados a diferentes necesidades económicas. Es decir, teniendo en cuenta la cantidad a solicitar, será mejor una u otra opción, hablando siempre en términos monetarios y en costes finales.

Préstamos

Son los habituales, los que podemos solicitar en las entidades bancarias ordinarias. Estas líneas de crédito suelen tener los requisitos principales de una nómina, un aval bancario y por supuesto, no tener deudas declaradas en listas de morosidad.

Pueden tener comisiones de apertura y de cancelación. Otra característica es que muchas entidades financieras ofrecen la posibilidad de aplicar un periodo de carencia, dependiendo del tiempo de la financiación.

Son idóneos para cantidades superiores a los 3.000€.

Préstamos rápidos

Semejantes a los anteriores pero se diferencian en el tiempo del proceso desde la solicitud hasta la entrega del dinero solicitado.

Este tipo de préstamos se suelen solicitar totalmente online o mediante llamada telefónica, siempre aportando la documentación necesaria que requiera dicha solicitud.

Los suelen ofrecer financieras privadas que, a diferencia de las entidades comunes, su forma de trabajar es mucho más flexible prescindiendo de papeleo y agilizando las solicitudes. De ahí el término “préstamos rápidos”. Hay que tener en cuenta que el tipo de interés será más elevado por el riesgo que asume la empresa en cuestión.

Préstamos entre particulares

Estos préstamos también son muy rápidos y son gestionados por particulares, como bien dice su denominación. Su solicitud es mucho más rápida que la de los préstamos convencionales ya que normalmente sólo requieren de un inmueble para poder avalar el crédito.

Los tipos de interés no tienen nada que ver con los que las entidades bancarias ofrecen, ya que estas financieras privadas están reguladas por una normativa distinta. Suele ser habitual el máximo del interés legal, el cual se sitúa en el 12% anual.

Los microcréditos

Los microcréditos se caracterizan (como denota su propio nombre) de pequeños préstamos. Están orientados no para grandes financiaciones sino para urgencias monetarias rutinarias.

También son muy rápidos en la forma de procesarse, ya que no están gestionados por bancos sino por empresas privadas formadas por particulares.

Los requisitos suelen ser los básicos; nómina y no estar en listas de morosidad.

La principal característica es que son préstamos que oscilan entre los 200 y los 1.500€ y una vez dada la aceptación de la solicitud de obtención, transcurren 15 minutos en ingresar el monto solicitado (siempre dependiendo desde la entidad bancaria que se emita la transferencia).

Cuándo solicitar un préstamo personal

Como ves, existen diferentes tipos de préstamos para cada situación. Es importante detectar en qué momento es mejor un u otro préstamo, ya que siempre tendremos que mirar que nos suponga un menor coste y unas condiciones idóneas de devolución.

En primer lugar, los minicréditos son los que van destinados a familias o particulares que, tras una urgencia inesperada, necesiten liquidez. Hablamos de urgencia cuando se trata de una reparación, un pago imprevisto, una deuda que finaliza en días… No se debe abusar de estos créditos por el mero hecho de que su tiempo de devolución es corto (30 días).

Los demás tipos de préstamos van orientados a personas que necesiten cuantías superiores. Eso es, desde los 3.000€.

Dependiendo de la situación financiera de cada uno, será mejor escoger un préstamo que provenga de entidad bancaria o de entidad financiera privada. Así, elegiremos el segundo caso cuando tengamos urgencia, estemos en listas de morosidad y sólo tengamos un inmueble con el que avalar. Esto es así porque los bancos suelen ser más minuciosos a la hora de otorgar un préstamo y precisan de perfiles crediticios mucho más solventes de lo habitual. No es el caso de las financieras privadas, las cuales sólo mirarán que el aval que propongas (como hemos dicho, un inmueble) pueda darles la rentabilidad suficiente en el caso de que no pudieras devolver el crédito.

Destacaremos que siempre se debe utilizar un comparador para poder dar con la elección acertada. Como siempre decimos, cada uno tiene unas condiciones que son las que marcarán dicha elección. Tienes que tener en cuenta, no sólo el tipo de interés aplicable, sino las comisiones y las consecuencias de si no se devuelven las cuotas en el tiempo pactado.

Préstamos personales el 2 enero, 2015 rated 4.4 of 5

4 Comentarios

  1. Estoy buscando un préstamo pero de poca cantidad y que sea urgente ya que necesito el dinero lo antes posible. Sólo necesito unos 500 euros y estoy en Asnef y no tengo nómina ni aval. ¿Existe alguna financiera que me pueda ofrecer ese dinero? Lo pagaría a 30 días a mas tardar. Gracias.

    Post a Reply
    • Lo que buscas es un minicrédito y si que hay algunos prestamistas a los que les puedes pedir dinero prestado incluso estando en Asnef. Eso sí, si no tienes nómina no se si te darán el dinero. Pero bueno,… puedes probar.

      Post a Reply
  2. Como bien dice Jorge existen financieras que podrían ayudarte en la concesión del crédito. En nuestra sección http://www.quofin.es/creditos-rapidos/ verás que Kredito24 y Viasms ofrecen préstamos incluso estando en Asnef. Puedes probar con ellos y ya nos dices que tal ha ido. Saludos.

    Post a Reply
  3. Hola yo quisiera un prestamo personal, No Minicredito.
    Un prestamo de 2000 e
    en casa entran dos nominas.
    Pero no se donde pedirlo.k me lo acepten.
    Estoy en asnef
    Gracias

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>