Tipos de préstamos personales

Es un hecho cuando afirmamos que necesitamos financiación para obtener bienes que son imprescindibles para nuestra vida como por ejemplo los bienes raíces.

No obstante, por situaciones económicas puntuales (véase la crisis económica actual), nuestra necesidad de crédito puede verse acentuada dado que nuestros ingresos son los primeros que se ven afectados por estas situaciones, críticas por un lado y desoladoras por el otro.

A pesar de los múltiples anuncios en medios de comunicación por parte de entidades financieras que aseguran el crédito con las mejores condiciones, estas son las primeras que tienen la negativa por respuesta ya que actualmente pueden obtener financiación a través del Banco Central Europeo a un precio cercano a 0€ (Draghi bajó los tipos de interés en septiembre de 2014 al 0,05%, dejando claramente una financiación a un precio nulo).

Es por ello que ya no solo contemplamos la posibilidad de solicitar un préstamo personal a nuestro banco, sino que nuestra perspectiva busca alternativas con el único fin de sufragar deudas puntuales, la reunificación de las mismas o adquirir un bien imprescindible como nuestro hogar, un vehículo, etc.

Siendo así, es necesario marcar los otros canales de financiación que tenemos a nuestro alcance ( como puedan ser  ya seamos familias, particulares o empresa.

Los préstamos entre particulares

Esta es la segunda fuente de financiación más acudida en los últimos años. La mala fama de unos y las malas prácticas de otros han conseguido que se esté reduciendo considerablemente la demanda en este sector, pudiendo hacer que en cuestión de años quede con una demanda sorprendentemente reducida y con una oferta excesiva, dado los grandes beneficios que reporta este mercado.

tipos de prestamos

Los préstamos entre particulares, como bien dice su nombre, se trata de prestamistas con capacidad de financiación que prestan su dinero a cambio de un aval inmobiliario y de unos intereses que rozan (y algunas están dentro de ella) la ilegalidad.

Ahora bien, ¿son todos los prestamistas iguales? Absolutamente no. Respondemos con un “no” igual que a la pregunta ¿son todos los bancos iguales? Por ello, es necesario analizar el mercado y a las empresas prestamistas para sopesar y valorar cuál de ellas es legal y actúa con legalidad.

Las ventajas de solicitar un préstamo entre personas son las condiciones totalmente personalizadas que recibimos a cambio de un precio más elevado que el que te podría ofrecer tu entidad bancaria. Pero, recuerda que tu banco te dijo que no y el prestamista que sí. ¿Por qué? Porque los segundos afrontan más riesgos que los primeros y a cambio de ello impondrán unos intereses más altos. Simple y llanamente.

Teniendo en cuenta que el interés legal límite es del 12%, es importante, antes de firmar nada ante notario, que no acabemos pagando el 28% como se ha demostrado en muchos casos.

Al fin y al cabo, siempre debemos estar seguros de lo que vayamos a firmar y que en dicho contrato se dejen claras las cláusulas, los derechos y las obligaciones de cada uno de los firmantes.

Dicho esto, revisa estos consejos antes de contratar un préstamo personal y no dejes escapar esta alternativa puesto que muchas empresas con renombre pueden ayudarte económicamente de una forma legal, correcta y personalizada.

La reunificación de deudas (¿te imaginas vivir con una sola cuota al mes?), la adquisición de una casa, un coche o simplemente pagar otras deudas pendientes son los servicios estrella de los prestamistas, los cuales no mirarán si te encuentras actualmente en paro y en listas de morosidad, sino que simplemente puedas avalar con una propiedad sin deudas encima (como lo sería una hipoteca anterior). Es decir, hipotecarás tu hogar a un prestamista particular.

Los microcréditos o préstamos reducidos

No todos necesitamos decenas de miles de euros, como pueda ser el caso de los Créditos de Cofidis. A veces simplemente necesitamos unos centenares para arreglar el coche o realizar la compra del mes. Sí, es duro, pero igual de lícito que lo anterior a la par que común.

Es entonces cuando tenemos a nuestra disposición los minicréditos, los cuales se caracterizan por ser créditos rápidos sin nómina ni avales y oscilan de los 200 a los 3.000€ y cuyos intereses también suelen ser elevados. Eso sí, en este caso no será necesario avalar con un bien, sino que deberás tener nómina y no haber contraído deudas en los últimos meses.

Autor: Quofin

Quofin - Compara, encuentra y solicita los mejores préstamos personales, créditos rápidos, hipotecas, cuentas bancarias, tarjetas de crédito y depósitos.

Compartir artículo

1 Comment

  1. quiciera saber si estoy en buro de credito poqrue nunca he solicitado un credito y cuando lo solicite en una institucion bancaria me lo negaron por estar en buro de credito deseo saber si tengo un homonimo y que hacer para limpiar mi nombre y puedan otorgarme un credito bancario ya que me urge salir de una situacion financiera.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies para personalizar contenido y anuncios, ofrecer funciones de RS y analizar el tráfico. Compartimos información del uso con partners de RS, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies