Préstamos personales o Créditos rápidos

Cuando necesitamos un préstamo personal estamos necesitando una financiación puntual para algo que no podemos cubrir con nuestros ingresos.Es una situación común y por ello no debemos escandalizarnos cuando nos encontramos frente al ordenador para buscar fuentes alternativas de financiación.

Lo normal es recibir el no como respuesta por parte de nuestra financiera, ya que esta no le interesa aumentar, si se diera el caso, su stock de viviendas vacías y que sólo suponen gastos para misma.

Características de los préstamos personales

Además, tienen otras fuentes  de dinero mucho más atractivas como por ejemplo el dinero del BCE, cuyo precio es del 0,05%.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción? No será la misma para todos ya que cada uno tenemos unas necesidades distintas. Es por ello que te vamos a presentar todas las alternativas existentes en el mercado a día de hoy con sus ventajas e inconvenientes.

Los préstamos personales de cuantías elevadas

Estos son los préstamos que solemos pedir en nuestra entidad bancaria y son los que nos salen más rentables cuanto más pidamos ya que ello nos permitirá ajustar de forma personalizada las cuotas y el tiempo de devolución. Recuerda que el modo de comparación entre préstamos es mediante la T.A.E y no el interés nominal. En internet tienes muchas calculadoras que te convertirán el interés nominal (T.I.N) en T.A.E y viceversa.

mejor opción prestamos

Pocos son los bancos que ofrecen interés por debajo del 10%, pero alguno sí que encontramos y que nos dejan condiciones realmente buenas si lo que queremos es solicitar préstamos personales por encima de los 20.000€ a devolver en 6 o 7 años.

Hay que tener en cuenta que con estos préstamos bancarios también tendremos costes importantes de apertura y cancelación, con lo que deberemos valorar si nos sale rentable haciendo una aproximación de todos los gastos oportunos; el interés, las comisiones y demás costes que a veces ni siquiera entendemos.

Los créditos rápidos; préstamos personales menores

Los créditos rápidos se sitúan entre medio de los microcréditos y los créditos ordinarios que pediríamos en nuestro banco particular. Es decir, pueden ofrecerte desde unos centenares de euros hasta, en algunos casos, 10.000€. Ello permite abarcar la mayor parte del mercado; muchos son los que piden préstamos de menos cuantía para las situaciones rutinarias.

La ventaja de estos préstamos es su rapidez en la que tramitan todas las solicitudes, siendo minutos para la aceptación o denegación y horas para el ingreso.

Ahora bien, cabe destacar que el precio para obtener un crédito rápido con asnef es elevado y sus condiciones no demasiado flexibles. El principal consejo para tener la cuota mínima es elegir el importe justo que necesitemos. No nos sería rentable pedir más ya que el tiempo de devolución máximo será el mismo que si pidiéramos uno de menor cuantía pero obviamente las cuotas serán más elevadas. Estos préstamos suelen tener una T.A.E que oscila del 20 al 30% (en el mejor de los casos).

Finalmente, suelen ser costosos si quisiéramos cancelar el préstamo antes de la fecha prefijada en el contrato, con lo que se redunda nuestra afirmación anterior de pedir la cantidad justa y necesaria.

Los préstamos proyecto o vehículo

Cuando tenemos una necesidad concreta es cuando podemos obtener las mejores condiciones. Muchas son las entidades financieras y empresas prestamistas que suministran préstamos para ocasiones puntuales como la adquisición de un nuevo vehículo o la reforma de la casa. Como es de imaginar, se avala con lo que se adquiere, pero los tipos de interés rara vez superan el 10% además de ofrecer cuantías interesantes (existen préstamos para coche que pueden llegar a los 90.000€).

Eso sí, normalmente si acudimos a un banco para solicitar un producto financiero de estas características impondrán condiciones de contratación de otro de sus productos como cuentas corrientes y tarjetas entre otros.

Autor: Quofin

Quofin - Compara, encuentra y solicita los mejores préstamos personales, créditos rápidos, hipotecas, cuentas bancarias, tarjetas de crédito y depósitos.

Compartir artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies para personalizar contenido y anuncios, ofrecer funciones de RS y analizar el tráfico. Compartimos información del uso con partners de RS, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies